Download Estética como ideología, La by Terry EAGLETON PDF

By Terry EAGLETON

Infrequent e-book: rate in USD

Show description

Read Online or Download Estética como ideología, La PDF

Similar no-ficcion books

El Camino del Zen Spanish

El Zen, los angeles variante japonesa del budismo, según muestra Watts en esta obra, tiene mucho que ofrecer al hombre occidental de nuestro tiempo, ya sean propuestas de actitudes vitales o pautas de comportamiento. En este amplio estudio, Watts traza los rasgos principales de esta filosofía de un modo claro, ameno e instructivo, pero también riguroso, y analiza los puntos de contacto del Zen con el Tao y el budismo indio, con lo que, al cabo, consigue dar al lector una imagen clara, concisa y fiel del pensamiento Zen.

Sobre la secta mahometana

Escrito para suministrar a los hombres de Iglesia argumentos para los angeles predicación a musulmanes y cristianos, este tratado fue probablemente compuesto por un autor anónimo en l. a. segunda mitad del siglo Xiv. l. a. nueva edición ofrece novedades en el establecimiento del texto y en los angeles identificación de fuentes y viene precedido por un estudio que propone una nueva hipótesis sobre su datación y autoría.

Additional resources for Estética como ideología, La

Example text

Véase, más exactamente, cómo Eagleton revela el carácter unilateral del análisis que De Man ofrece en su Blindness and Insight acerca de la pastoral de Empson. 33. El dandismo autodestructor de Wilde, «con su extraña mezcla de aristócrata fino y hortera irlandés, su combinación celta de ligereza y gravedad», se dice en El portero (173), siempre ha inspirado en Eagleton la idea del «impostor» o «agente doble» que parodia roles y reglas sociales y desafía toda identidad cosificada. 34. Aunque ya hemos aludido al chiste, entiéndase la diferencia esencial entre cierto tipo de chistes y el espíritu de la comedia que le interesa a Eagleton: «La broma (jest)», dice en El portero (124), «es una muestra del disparate (nonsensé) al servicio de la solidaridad más que del aislamiento, que aun así propicia un sentido de herman­ dad justamente por ser un fin en sí misma.

El marxismo también posee alguna de sus fuentes en esta tradición román­ tica y humanista. ] se opone firmemente a la toma de partido: implicarse es sinónimo de embrutecerse» (IC, 33). ] bajo to ­ das estas formas, lo estético sirve para rom per los vínculos entre experiencia y crítica racional, construyendo en la ideología del sím­ bolo un modelo de verdad, conocimiento y convivencia que es im­ portado a la propia sociedad política. Es en la época de los United Irishmen cuando Kant reinventa lo estético en su tercera Crítica com o una resolución imaginaria de pensamiento y sentimientos, verdad y libertad, necesidad y originalidad, particularidad y univer­ salidad, una conciliación de la materialidad y lo abstracto, lo indivi­ dual y la totalidad.

De E. Bulygin y E. Garzón Valdés, Sur, Buenos Aires, 1968, p. 50). 43. K. Marx, Crítica de la filosofía del Derecho de Hegel, trad. de J. M. Ripalda, Grijalbo, Barcelona, 1978, p. 210 (Obras Marx-Engels 5, dir. de M. Sacristán). 43 RAMÓN DEL CASTILLO Y GERMAN CANO de lo estético que huye tanto de su aceptación mítica como de su negación total; una aproximación que además, y por encima de todo, se niega a convertir el legado ilustrado en la clase de museo de los horrores en el que los posmodernos quieren convertirlo.

Download PDF sample

Rated 4.06 of 5 – based on 19 votes