Download Emociones y Lenguaje en Educacion y Politica by Humberto R. Maturana PDF

By Humberto R. Maturana

Show description

Read Online or Download Emociones y Lenguaje en Educacion y Politica PDF

Best no-ficcion books

El Camino del Zen Spanish

El Zen, los angeles variante japonesa del budismo, según muestra Watts en esta obra, tiene mucho que ofrecer al hombre occidental de nuestro tiempo, ya sean propuestas de actitudes vitales o pautas de comportamiento. En este amplio estudio, Watts traza los rasgos principales de esta filosofía de un modo claro, ameno e instructivo, pero también riguroso, y analiza los puntos de contacto del Zen con el Tao y el budismo indio, con lo que, al cabo, consigue dar al lector una imagen clara, concisa y fiel del pensamiento Zen.

Sobre la secta mahometana

Escrito para suministrar a los hombres de Iglesia argumentos para l. a. predicación a musulmanes y cristianos, este tratado fue probablemente compuesto por un autor anónimo en los angeles segunda mitad del siglo Xiv. l. a. nueva edición ofrece novedades en el establecimiento del texto y en los angeles identificación de fuentes y viene precedido por un estudio que propone una nueva hipótesis sobre su datación y autoría.

Additional resources for Emociones y Lenguaje en Educacion y Politica

Example text

Me parece que el gran problema en la constitución de un país es la creación de una inspiración desde la cual sus habitantes pueden encontrarse en una concordancia emocional que les permite hacer ciertas conversaciones, como la de la democracia. Cuando era estudiante de medicina, en 1950, los estudiantes vivíamos nuestro ser como un quehacer que nos permitiría devolver a la comunidad chilena, al país, lo que habíamos recibido de él al hacer posible nuestro ser estudiantes. Estudiábamos Medicina para devolver a la comunidad lo que habíamos recibido de ella.

De un compromiso para la realización de una tarea, involucran otra emoción fundamental distinta del amor, y por esto digo yo que no son relaciones sociales. En otras palabras, la preocupación ética nunca va más allá de la comunidad de Digo lo mismo respecto de las relaciones jerárquicas, porque se constituyen bajo aceptación mutua en que surge. otra emoción, la de la mutua negación. Obedecemos cuando hacemos lo que Por esto, si queremos vivir de hecho una democracia que se extienda en todo el otro nos exige en circunstancia de que no querríamos hacerlo.

En el camino explicativo de la objetividad sin paréntesis el otro no es aceptado como un legítimo otro y nunca somos responsables por la negación del otro. Lo negamos en la defensa de la humanidad, en la defensa de la verdad o en la defensa de la patria; si negamos al otro porque ofendió a la bandera, es el respeto debido a la bandera lo que lo niega, no nosotros. En cambio, en el camino explicativo de la objetividad entre paréntesis, en que me doy cuenta de mi participación con el otro en la configuración del mundo, si niego al otro, lo hago porque a mí no me gusta lo que hace, y si lo niego porque él o ella pisotea la bandera mi negación se debe a que a mí no me gusta que pisoteen la bandera.

Download PDF sample

Rated 4.46 of 5 – based on 6 votes