Download El Camino del Zen Spanish by Alan Watts, Adolfo Vazquez PDF

By Alan Watts, Adolfo Vazquez

El Zen, los angeles variante japonesa del budismo, según muestra Watts en esta obra, tiene mucho que ofrecer al hombre occidental de nuestro tiempo, ya sean propuestas de actitudes vitales o pautas de comportamiento. En este amplio estudio, Watts traza los rasgos principales de esta filosofía de un modo claro, ameno e instructivo, pero también riguroso, y analiza los puntos de contacto del Zen con el Tao y el budismo indio, con lo que, al cabo, consigue dar al lector una imagen clara, concisa y fiel del pensamiento Zen. Esta obra de Alan Watts está considerada en el ámbito académico como una de las más serias y documentadas acerca del Zen.

Show description

Read or Download El Camino del Zen Spanish PDF

Best no-ficcion books

El Camino del Zen Spanish

El Zen, l. a. variante japonesa del budismo, según muestra Watts en esta obra, tiene mucho que ofrecer al hombre occidental de nuestro tiempo, ya sean propuestas de actitudes vitales o pautas de comportamiento. En este amplio estudio, Watts traza los rasgos principales de esta filosofía de un modo claro, ameno e instructivo, pero también riguroso, y analiza los puntos de contacto del Zen con el Tao y el budismo indio, con lo que, al cabo, consigue dar al lector una imagen clara, concisa y fiel del pensamiento Zen.

Sobre la secta mahometana

Escrito para suministrar a los hombres de Iglesia argumentos para l. a. predicación a musulmanes y cristianos, este tratado fue probablemente compuesto por un autor anónimo en los angeles segunda mitad del siglo Xiv. los angeles nueva edición ofrece novedades en el establecimiento del texto y en l. a. identificación de fuentes y viene precedido por un estudio que propone una nueva hipótesis sobre su datación y autoría.

Extra info for El Camino del Zen Spanish

Example text

Según Justiniano, la ley humana puede por su parte dividirse en de derecho común107 y de derecho de lo propio (proprii). 110 98 Para Suárez, en última instancia, era la voluntad de Dios, y posteriormente la del legislador humano. Para nosotros será la misma comunidad política, en tanto «soberana» («principata»), que, como voluntad comunitaria legisladora, se da la ley legítima, y por ello debe obedecerla (es decir: obliga). 99 «Imponendo moralem necessitatem operandi» (De legibus, I, 1). ] porque inclina a la falta moral» (De legibus, I, 1, 4).

Pp. 20 ss. , p. 28 ss. , p. 34. , p. 35. , p. 36. , p. 40. 50 HACIA UNA POLÍTICA DE LA LIBERACIÓN algunas categorías necesarias para formular la problemática desde el horizonte categorial de Marx—. Ocupémonos un instante de esta cuestión teórica de fondo, es decir, de la clarificación de la «intención» mariteguiana (en la imposibilidad histórica de su formulación), las «categorías» del mismo Marx y las que podemos «desarrollar» coherentemente teniendo en cuenta rigurosamente su método. — son explícitamente «clases», no así el indígena.

117 El ser humano no es natural y primeramente un ser individual aislado. Siempre estuvo ya en comunidad. 119 Como en Ch. -O. Apel la comunidad es el punto de partida, pero el sujeto singular no se disuelve ni ante el consenso reflexivo originario ni por el pacto posterior de efectuar un contrato con el gobernante, al que puede pedir cuenta desde su libertad o poder nunca conculcado. Y es así porque la comunidad, para poder ejercer empíricamente el poder, crea en sí misma instituciones, magistraturas o reyes.

Download PDF sample

Rated 4.27 of 5 – based on 28 votes